manos trabajadoras.jpg

Nuestro Café

Inspirado en la tradición cafetalera de la antigua Hacienda Lealtad en Lares, Puerto Rico, nuestro café despierta sus sentidos a una experiencia única de aroma y sabor.

 

Cada día nuestros caficultores honran la tradición cafetalera al seleccionar con esmero y cuidado el grano maduro de nuestro café 100% puertorriqueño.

Sus manos laboriosas trabajan y producen un café de excelencia desde su cultivo y recogido hasta deleitarle con una taza de café de óptima calidad.

 

Explore nuestra página para que conozca las distintas variedades de nuestro café, cada una con características especiales que aportan y llevan a la mesa del cafetero más exigente, sólo el mejor café de PR.